domingo, 5 de julio de 2015
El Universo en Guerra es una serie de historietas creada por el autor español Jaime Tomás García en 1935, una de las primeras de ciencia ficción del cómic español. Se publicó originalmente en el tebeo "Pocholo" y un año después, la propia editorial "Santiago Vives" la recopiló en un álbum monográfico dentro de su colecciones "Aventuras Ilustradas". Esta fuertemente influenciada por las historietas de Alex Raymond(creador de Flash Gordon) y la ciencia ficción de la época.

En esta historieta varios humanos viajan a Venus, donde encuentran a humanos de la tierra que han sido secuestrados por los venusianos. Allí mantienen una lucha contra la reina de Marte, quien quiere condenar a uno de los protagonistas a la cámara de ensueño, para que duerma eternamente. Finalmente se alían con la reina venusina, temerosos de los esclavos venusinos liberados. Sus robots luchan contra los venusinos, ganan la batalla y vuelven a la tierra. Esa es la historia muy resumida

Resumen más extenso :

Es el año 1990. El mundo está en paz, pero unas bombas caen sobre la ciudad de París. Posteriormente desciende del cielo una espesa niebla. Los pocos expertos que deambulan por las calles, gritan aterrados “- ¡Es gas X! ¡Es el gas X!”
Desde su casa, el ingeniero químico Gaston de Brievre, su ayudante Donet y sus hijas Cristina y Genoveva, se ponen en comunicación con el mundo exterior. Nadie sabe nada. Aunque desde el observatorio se dice que a cierta altura se mueven unos aparatos. La población corre a los refugios subterráneos. Pocos permanecen desafiando a los gases. Uno de ellos es Luis Prat, reportero gráfico de “El Tiempo”, de Barcelona. Luis Prat llega junto a la casa del ingeniero y cuenta el espanto, la ciudad está destruida, París en un montón de escombros y bajo ellos, en los refugios, enloquecen centenares de miles de personas... Entonces Donat, lanza temblorosa, desde el micrófono, el grito desgarrador de auxilio ¡S.O.S!.... que llegará a todos los ámbitos del Universo.
El mundo entero supo en pocos minutos de la insólita agresión de París. Lawrence Cook, ingeniero aeroquímico, respondía : “Tengo pruebas de que comienza la gran guerra de los mundos. Inútil toda defensa. Venus ataca con armas quimicoeléctricas mortales. Salgo en mi aerobús estratosférico. Llegaré esta noche. Cook”.
Cuando Cook llega a la casa del ingeniero, trata de repetir la prueba que había hecho en su laboratorio. Pero el aparato emisor de rayos eléctricos menos potente que el suyo y temía que las descargas no tuvieran alcance. Cook lanzó al éter varias descargas eléctricas potentísimas y luego corrió a los aparatos recptores. La respuesta no se hizo esperar. Una descarga eléctrica de una potencia formidable, produjo una explosión aterradora.
El ayudante del profesor Brievre, Donat, no dejó de mirar el cielo en busca de aparatos astronómicos de gran alcance. Pronto vio unos pequeños bólidos, como aerolitos flotando.
Cook y Prat ascendieron en la nave y después de tres horas divisan los bólidos. Los bolidos no parecían gobernados por inteligencia humana. Volaban como ciegos y seguían arrojando rayos sobre la tierra. Cook dispara alcanzando a uno de estos bólidos que cae a la tierra. Rapidamente bajan para conocer las armas de sus enemigos.
Donat y Brievre convinieron que el ataque debería ser respondido. La “Deutch National Fabrik” ofreció sus “hombres mecánicos” o “robbots” maravilla de la ingeniería de la mecánica y la electricidad. Todos sus movimientos estaban controlados y dirigidos por una batería eléctrica de simple manejo. El cohete interplanetario fue lanzado con el profesor Donat, Luis Prat y un camión cargado de “robbots”, para arrojar sus rayos mortíferos sobre la superficie de Venus.
Cuando llegaron al planeta, la visión era de una enorme bola rizada de picachos agudos como puñales. Inhóspitas y terrible, aquella tierra podía ser su tumba.
En la tierra las ciudades mas importantes van siguiendo la triste suerte de París. Heridas de muerte por los gases extraños, claman socorro... De pronto, cosa rara, centenares, miles de bólidos caen sobre la superficie de la tierra. Su caída coincide con la destrucción de los observatorios llevada a cabo por Prat.
Prat cae con su avión sobre Venus. Ve una ciudad que lo deja asombrado y sin fuerzas para levantarse es capturado por los Venusianos.
Es llevado a una de esas construciones y entran en un inmenso salón, de una sencillez impresionante. Adornado con cabezas de monstruos, una mujer de extraordinaria belleza, inmutable y diabólica como una estatua, aguardaba.

Prat no entendía lo que hablaba un venusiano con la mujer, pero por su tono y sus gestos amenazadores, algo grave iba suceder. Luego el venusiano se dirigió a Prat en Francés. Prat repuso en la misma lengua que era Español, lo que no sentó muy bien al venusiano. Aquellos seres diabólicos hablando los idiomas de la tierra. Prat pensaba en el gran reportaje que escribiría si lograba salir vivo. Pero el venusiano volvió a la carga.

- Nuestra todopoderosa Ikchu te condena al sueño perpetuo, vil terreno.
Mientras Cristina y Donat se adentraron en el edificio matando a dos Venusianos en su entrada. Pronto conocen a Molly O´Neil, quien dice ser americana, y haber sido raptada por los venusianos. Les cuenta que una noche por una autopista muy obscura, le salieron al paso dos seres de aspecto espantoso. Parecidos a diablos. Lanzaron unos rayos contra el motor, que se incendió, la arrancaron de su asiento, y la llevaron a su aeronave. Despúes quedó dormida y se encontró en Venus, donde había veinte mujeres más de la tierra. Era prisionera en un planeta con costumbres extraordinarias, donde las mujeres gobernaban y los hombres se consagraban a la ciencia y a la guerra. Entonces Donat les explica que hay varios hombres de la Tierra raptados, que están en las cámaras de Sueño, cerca de su posición. Donat y Cristina fueron introducidos en una vasta pieza donde se veían numerosas urnas con tapas de cristal, en las cuales dormían hombres de diversas razas de la Tierra.
Entonces Donat se mete en una cámara de sueño, cuando suena el gong, la entrada de otro prisionero. Conteniendo la respiración, puso atención a la escena que iba presenciar.

El ataque de robots no da sus frutos y se retiran a unas cavernas. La reina de Venus decide no ejecutar a Prat al sueño. El inusitado aplazamiento tuvo una grave consecuencia por los cortesanos que reprobaron inmediatamente el gesto de la reina. El gran consejo acordó una pena más terrible, llevarle a la ciudad superior, donde trabajan como esclavos los delincuentes y aquellos de menos sabiduría.
Los esclavos de Venus, a la visita de aquel ser de otro planeta, enfurecidos, piden la vida del ser de la Tierra. Los Venusianos van hacia Prat cuando este se apoya en la pared. Ante ese gesto los Venusianos se detienen. Prat al ver la cara de intenso terror de los venusianos, se dio cuenta, y acionó la palanca que retenía, a la cual debía la vida. En ese momento la ciudad magnifica que había contemplado se destruyo. La reina y su séquito, se veían obligados a huir de la imponente y mortal avalancha. Transcurridos los primeros momentos de estupor, los esclavos empezaron a sumarse a la obra destructora iniciada por Prat.
Los esclavos libertados por Prat, reconocieron a su salvador y se detuvieron cuando atacaban a Donat y Cristina. Entonces la Reina decidió inundar la ciudad para hacer perecer entre las aguas a los esclavos rebelados.
La inundación continuaba amenazando con destruir todo. Donat, Prat y Cristina llegan a los gigantescos ascensores. Despúes de la ascensión logran alcanzar el plano alto de la ciudad. Los fugitivos encontraros un extraordinario aeródromo solitario, lleno de curiosos aparatos de las formas más raras que imaginarse podían los seres de la tierra. Prat y sus amigos montaron en uno de esos aparatos.
Entonces Prat vuelve a donde estaba la reina de Venus, y unidos por el peligro común, suben al bólido y van a refugiarse a la gruta donde Donat dejó escondido el cohete. Prat decide usar los “robots” contra los venusianos. Los hombres mecánicos de la tierra, guiados por la voz de mando de Donat, proseguían su avance al encuentro de los seres bestia de Venus, sembrando la muerte y la confusión en sus filas. 
Cuando los venusianos están escapando de los robots, deciden tirarles una lluvia de piedras. Los enormes pedruscos, surgen efecto y logran alcanzar a algunos hombres máquina. Unos venusianos se dirigían hacia Donat, cuando este decide meterse con todos en el cohete. 
Acciona una gruesa capa de hielo defensiva. Donat decide escapar hacia la tierra. Un venusiano se tira por la ventana y la reina de Venus ante la respuesta de su destino, decide disparar a Donat. Prat golpea a los venusianos . Pronto logra hacerse con la nave con destino ala tierra. 
La llegada es triunfál. Todo el mundo se extremeció ante de los detalles de la fantástica y alucinante expedición. Mientras que la fiesta estaba en su apogeo, Prat ve a la reina de Venus contemplar el firmamento lleno de astros de la noche primaveral. Una lágrima rodaba por sus mejillas. Prat se acercó y la abrazo. 


Documento Original :
Fuente :  
1936 - El Universo en Guerra - AVENTURAS ILUSTRADAS - Editorial Publicaciones Pocholo - Escaneado por Romaninof

0 comentarios:

Publicar un comentario

Terra Máxica

Terra Máxica

Translate

Entradas populares la última semana

Archivo del blog

Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Páginas vistas en total

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...