sábado, 2 de enero de 2016

Gaundencio Beltrán Pallarés decía haber obtenido sus poderes de curación, cuando San Antonio apareció para revelarle que Dios le concedía la gracia de curar a los incurables y de leer el pensamiento de la gente. Mostraba sus "estigmas" a los médicos incrédulos. Decía curar a los enfermos con manteca de cerdo, miradas a los ojos e imposición de manos. El supuesto curandero daba manteca de cerdo a los hombres y de cerda a las mujeres. La industria local vendía gran cantidad de manteca de cerdo.

Los médicos y la prensa, en el año 1926, denunciaron las practicas de este supuesto curandero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Terra Máxica

Terra Máxica

Translate

Mi otro blog

Entradas populares la última semana

Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Páginas vistas en total

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...