jueves, 31 de marzo de 2016
Houdini y Argamasilla

Las primera referencia a la visión de los cuerpos opacos que encontré en la prensa fue publicada en el "Almanaque Bailly-Bailliere de 1897" titulado "La fotografía y la visión a traves de los cuerpos opacos". En el se hacían eco de los experimentos de William Crookes con los Rayos X. La historia de los Rayos X empieza con estos experimentos.
Almanaque Bailly-Bailliere. 1897

Aunque esta es la primera referencia a la visión a traves de los cuerpos opacos, no son realmente los Rayos X el tema que nos ocupa. Si no personas que decían tener Rayos X o lo que es lo mismo, ver a traves de los cuerpos opacos.

Antes de ir con eso, os hablaré de unos rayos olvidados, los "Rayos N" : Los rayos N fueron una forma hipotética de radiación descrita por el físico francés Prosper-René Blondlot en 1903, inicialmente confirmada por otros, pero posteriormente descubierta como ilusoria.

Blondlot, Augustin Charpentier, Arsène d'Arsonval y aproximadamente otros 120 científicos en 300 artículos publicados afirmaron que eran capaces de detectar rayos N emanando de la mayoría de las sustancias, incluyendo el cuerpo humano con las peculiares excepciones de que no eran emitidas por la madera verde y algunos metales tratados.

Los físicos Gustave le Bon y P. Audollet junto con Carl Huter incluso afirmaron haberlos descubierto por su cuenta, llevando a la comisión de la Academia Francesa de Ciencias a decidir la prioridad.
El "descubrimiento" alborotó el interés internacional y muchos físicos trabajaron para replicar los efectos. Sin embargo, notables físicos como Lord Kelvin, William Crookes, Otto Lummer y Heinrich Rubens fueron incapaces de ello. Siguiendo su propio fracaso, auto-descrito como "perdida de toda la mañana", el físico americano Robert W. Wood, quien tenía la reputación de "refutador" de sinsentidos durante este periodo, fue persuadido por la revista británica Nature a viajar al laboratorio de Blondlot en Francia para investigar más.
En una habitación oscura, Wood quitó un prisma esencial del aparato con el que experimentaban, un prisma de aluminio (se creía que amplificaba los rayos N), y los experimentadores aún decían que observaban los rayos N. Wood también reemplazó a escondidas el archivador metálico por una estantería de madera, siendo aún "observados" los rayos N. Su informe de las investigaciones fueron publicadas en Nature y en Physikalische Zeitschrift y sugirieron que los rayos N eran un fenómeno puramente subjetivo, que los científicos implicados habían registrado datos que coincidían con sus expectativas. En 1905, nadie fuera de Nancy creía en los rayos N, aunque se notifica que el propio Blondlot todavía estaba convencido de su existencia en 1926. El incidente es usado como advertencia entre los científicos sobre los peligros referentes al sesgo del experimentador.

El objetivo de la búsqueda en la prensa histórica era recopilar todo lo que había sido publicado sobre Joaquín María Argamasilla, más conocido como el Español con Rayos X en los ojos. Pero el no fue el primero en decir ver a traves de los cuerpos opacos.

El 24 de Junio de 1916, el periódico "Charlot" se hacian eco de la noticia publicada en los periódicos, El Dail Chronicle, Le Journal y otros periódicos, que hablaban de los dones de Benlanch Miller, una niña que estaba llamando la antención del mundo científico en virtud de sus supuestos poderes extrahumanos.

La niña tenía diez años y decían que tenía "una visión de rayos X". El doctor Juan Quackenbos, que examinara detenidamente a la niña, decía : "En efecto, ella ve a través de los cuerpos opacos y sin dificultad alguna. En el curso de las experiencias dijo con la mayor facilidad lo que los asistentes tenían en los bolsillos, como también leyó un libro cerrado y describió los objetos colocados en cajas cerradas".
01 - Charlot  Semanario festivo Charlot  Semanario festivo - Año I Número 18 - 1916 junio 24 (24061916) prensa_0206

Joaquín María Argamasilla : 
La primera noticia que encontré que habla de Joaquín Argamasilla, es en el periódico "La Época" el 9 de Enero de 1924. Nos decían que hacia mucho tiempo, llamara extraordinariamente la atención el relato de la maravillosa facultad que poseía el hijo del señor marqués de Santa Cara, de poder ver, perfectamente despierto, a través de cuerpos opacos, y de leer trozos de papel impresos y manuscritos encerrados en una caja metálica.

Este joven había sido sometido en diferentes ocasiones a pruebas en el Museo de Ingenieros militares, en diversos centros, en el Palacio Real ante el Rey, en su casa, ante hombres de ciencia, que se rodearon de todas las preauciones que pudieran garantizar la veracidad del fenómeno.

El conde Gimeno aprovechara uno de sus últimos viajes a París para comunicarselo a su colega y antiguo amigo el profesor Richet, persona conocida de renombre mundial, miembre del Instituto de Francia, quien se interesó muchísimo en conocer todos los detalles necesarios respecto a cuanto el joven Santa Cara había demostrado poder hacer en Madrid, delante de los académicos de Ciencias señores Castellarnan, Torres Quevedo, Cabrera y conde de Gimeno, y hasta se proponía venir hasta España para comprobar personalmente prodigiosa facultad. 

Finalmente la Sociedad Metapsíquica internacional había invitado al marqués de Santa Cara y a su hijo a ir a París, a fin de repetir allí las pruebas, y éstas debían haber sido tan concluyentes: que el profesor Richet había escrito dos cartas al conde Gimeno o Jimeno según la noticia siguiente. En las que expresaba la admiración que causara al comité encargado de la comprobación, del cual forman parte tres miembros del Instituto de Francia y el eminente físico inglés Oliver Lodge.

Decía el profesor Richet :

"Gracias a usted hemos podido estudiar las sorprendente lucidez de Joaquín Santa Cara...: es ello verdaderamente maravilloso... Estamos en vías de descubrir nuevos rayos... Nos encontramos en presencia de uno de los mayores descubrimientos de nuestros días... Comprobada esta asombrosa facultad, no es preciso continuar su estudio".

Las pruebas seguían haciendose en París, en el instituto Metapsíquico Internacional.
 
La Época (Madrid. 1849). 911924, n.º 26.219, página 1

El 10 de Enero en el periódico "El Sol" aparecen las primeras voces críticas sobre sobre los poderes de Argamasilla. El que lo escribio "G. R. Lafora" se convirtió en un detractor de Argamasilla. En su artículo titulado "Temas científicos - Sobre la visión a través de los cuerpos opacos" nos decía :

"En abril del años pasado se formó una comisión que iba a presedir Ramón y Cajal y que estaba integrada por el profesor Cabreara, físico: doctor Tello, histólogo; doctor Márquez, ocultista; doctor Negrín, fisiólogo; doctor Calandre, cardiólogo, y el que esto escribe en calidad de psiquiatra y aficionado a estas experiencias, a fin de examinar con toda clase de precauciones científicas la facultad del viden español; pero el día antes al que se iban a iniciar las experiencias, fueron suspendidas por sentir el vidente la desaparición de esta facultad, la que ha recuperado luego para hacer las experiencias en París.
Es de lamentar que antes de hacerse un estudio serio del caso en su propio país se le haya llevado a otro, dándole allí con esto la impresión de una falta de preparación científica y crítica nacional para juzgar o informar seriamente sobre una cuestión que hace tanto tiempo ha sido ya estudiada con métodos psicológicos rigurosos, los cuales lo mismo pueden ejecutarse en Madrid que en París. Esta conducta da lugar a que se escriban frases tan cómicas para el estado actual de la ciencia como las que leemos en el "ABC" del 8 de Enero : "por esta vez la iniciativa estaba ya emprendida con paso seguro en España" y más tarde : "Ojalá que concurriendo la suficiencia y el talento de unos y de otros investigadores, se llegue al hallazgo y a la posesión de un nuevo secreto que, como los rayos X de Roentgen se puedan utilizar en el progreso la ciencia humana...

Despúes de hablarnos de un montón de casos que habían sido descubiertos como fraudes y la visión estrarretiniana o el sentido paróptico, concluía sobre Argamasilla :
"...En el caso español que ahora se discute, hemos oído que la visión se verifica a través de hoja de lata, pero no a través de cartón, que tiene que ser a cierta distancia del ojo, es decir, enfocando, como si se tratase de una visión retiniana a través de objetos opacos y por rayos luminosos que hieren la retina.

Como la modalidad de criptoscopia en cada vidente es distita, se ha ideado numerosas teorías para explicar cada caso. Las dos más importantes son la teoría física, que discuten también en España los ingenieros señores Maluquer y Menéndez Ormaza (El primero ha publicado una obra titulada : "La luz negra o la visión a través de los cuerpos opacos"), y que parece apoyar el caso español, y la teoría psíquica, que explicaría ciertos casos en que la interpretación física parece insuficiente. Aparte de éstas, se han ideado otras interpretaciones que merecen ser consideradas en un artículo aparte"
El Sol (Madrid. 1917). 10-1-1924 

El 12 de Enero en el periódico "La Provincia" publicaban la noticia titulada "Fenómeno Maravilloso - Un caso de metapsiquia" donde nos contaban lo mismo que en anterior recorte.
La Provincia  diario independiente Año IV Número 787 - 1924 enero 12

El 13 de Enero, el marqués de Santa Cara manda su réplica a "G. R. Lafora" al periódico "El Sol" donde le decía :

"Pero hoy, como de alguna frase de usted pudiera inferirse con interpretación malévola -que seguramente ha estado fuera de su intención al escribirla- que yo he rehuído en España la experimentación seria, con preacauciones científicas que imposibilitasen el fraude, me permito hacer constar que, tanto los académicos de las Ciencias : Torres Quevedo, Cabrera, conde de Gimeno y Castellarnao, como los muchos profesores -médicos, fisiócratas y físicos- que han estudiado el caso, tomaron, como era natural, las más rigurosas precauciones.

En cuanto a la comisión de que usted habla, es la primera noticia que tengo de su constitución en Abril. Recuerdo sólo que el doctor Calandre vino a mi casa con algún otro amigo suyo y se cercioró del fenómeno, del que tomó algunas notas; y recuerdo también que su intermitencia nota que les es común con otros de este género metanormal, impidió aquellos días la continuación de las experiencias. Asimismo recuerdo que posteriormente, accediendo con el mayor gusto a sus deseos de usted, le invité nuevamente a venir, y usted me escribió diciéndome que por estar muy próximo a su viaje a América no podía venir...
Agradecería a usted mucho procurara la inserción de esta carta en EL SOL, para aclaración de algunas frases de su artículo." 
Lafora le respondía :
"No he hablado en mi artículo de haber rehuído la experimentación en España, puesto que citaba las experiencias en la Academia de Ciencias, sino de que se hubiese llevado precipitadamente a París al vidente español antes de agotar aquí todo el estudio de los problemas importantes que hay pendientes en el fenómeno de la videncia. Mi comunicante afirma que ese estudio se hizo; y yo siento que no haya citado la publicación donde apareció porque en ciencia, nada tiene valor hasta que se hace público. Aunque mi respeto por las Academias y los académicos no sea, en abstracto, muy grande, concretándome a los señores académicos que cita el señor Marques, reconozco de buen grado su reputación científica. ¿Pero es suficiente la reputación científica de un matemático para dar un informe sobre un problema biológico o psicológico, del que no tiene una preparación especial? ¿Se está bien seguro de no descubrir el alambique?

Dada la enorme cantidad de cuestiones difíciles y extraordinariamente especializadas que implica la investigación científica moderna del problema de la videncia y los otros procesos metapsíquicos, todo estudio nuevo debe partir del conocimiento de lo mucho ya investigado, para ahondar en lo que está por aclarar. En este sentido ningún valor tiene unas observaciones de curiosidad frente a  una publicación analítica y crítica, como la que era de esperar de la Academia Española de Ciencias. Si esta publicación no se ha hecho antes de llevar a París el caso del vidente español, me parece muy criticable, pese al patriotismo del señor marqués de Santa Cara.
La comisión de la que hablaba en mi artículo anterior fué propuesta por D. Santiago Ramón y Cajal, atendiendo a indicaciones de la Reina doña María Cristina.
Inútil creo decir que no he pretendido considerar al marqués de Santa Cara como un aficionado : pero su calidad de pariente próximo del vidente le elimina como testimonio científico en investigaciones tan sujetas a causas de error."
El Sol (Madrid. 1917). 1311924

 El 16 de Enero el mismo periódico, Lafora vuelve a hablar sobre Argamasilla exponiendo dos explicaciones para su caso. Habla de la teoría física. Algunos se contentaban en suponer que la videncia era un fenómeno físico producido por unos rayos especiales que atravesaban los cuerpos opacos, y que la telepatía es otro fenómeno físico producido por unas hondas que se transmiten a larga distancia. Aunque la examinación de los múltipres hechos comprobados, decía Lafora, se veía la insuficiencia de esta teoría física. Por esta razón, se había pensado en desechar las teorías de los rayos especiales y se había pensado en admitir una teoría corpuscular. Forel, entre otros, había supuesto que los electrones transmitían las impresiones y actuaban sobre lo psíquico, determinando el conocimiento de lo oculto o lo distante : pero en este caso había que admitir también vibraciones, y en ese caso se volvía a la antigua discusión de cómo las vibraciones transmiten lo psíquico, o había que suponer que los electrones transmitían en sí lo psíquico.

También hablaba de la "trasposición de los sentidos", que sucedía por ejemplo, con los individuos que veían con los dedos, los pies, el abdomen, la frente, etc. Fenómeno que resultaba también inexplicable para la teoría física. Terminaba diciendo que no se había conseguido sintetizar en un simple artículo periodístico los muchos problemas que las distintas interpretaciones del fenómeno de la videncia suscitaban, y se veía precisado a dejar para otro nuevo artículo la discusión de otras teorías diversas, y singularmente de la teoría psíquica.
 El Sol (Madrid. 1917). 1611924

El 27 de Enero en el periódico "La Prensa", además de todo lo anterior escrito, añadían que el caso había dado lugar a muchas dudas y discusiones y un periódico madrileño había estado en la casa del marqués de Santa Cara. Este es un extracto de la conversación que mantuvo el periodista con el hijo del Marqués :

- Al principio -contaba el joven Joaquín- no veía con absoluta claridad, percibiendo los letreros y formas geométricas con bastantes intermitencias.
- Y para que no se crea -interrumpía su padre- que es un caso vulgar de transmisión mental, encomiendo siempre a personas extrañas la labor de introducir objetos o papeles en la caja...
-¿Que explicación tiene el fenómeno?
- No es, desde luego, una percepción cerebral. A mi juicio, se debe a una enorme Hiperestesia de la retina... Esta es también la opinión de Maluquer, de Menéndez Ormaza, de Torres Quevedo, de Cabrera y de cuentos sabios españoles, han estudiado el caso... Richet, Santolíquido, Bozzano, Camilo Flammarión y todos los prestigios mundiales que acaban de ver en París a mi chico, han dicho lo mismo... ¡Y me parece que son unos votos de calidad!...
El marqués vendaba fuertemente a su hijo, despúes de rellenarle con algodón las cuencas de los ojos. Así Joaquín no veía absolutamente nada. El padre cogía entonces la caja que había sobre la mesa y me la daba, diciéndome :
- Pase usted la habitación contigua y guarde usted cualquier objeto en esa caja...
El periodista pasó a la habitación contigua. Buscó a al azar, en su cartera : sacó una tarjeta y la depositó en el fondo de la caja. Cerrada ésta, pasó otra vez al despacho. Joaquín Argamasilla, con los ojos vendados, le resulta algo impresionante... Tomó la caja y la colocó luego a diversas distancias de sus ojos.
- Es que tiene necesidad de enfocar -decía su padre.

- ¡Ya, ya voy viendo!... es una tarjeta que está escrita con letra cursiva... Ya veo con más claridad... La tarjeta dice "José Montero Alonso".

El asombro impedía al periodista pronunciar palabra alguna y finalmente le dice : - ¡Admirable, sencillamente admirable. Joaquín Argamasilla vendados los ojos, veía a traves de cuerpos opacos, como nosotros a través del alma diáfana del cristal, nos contaban en la publicación.
La prensa  diario republicano Año XIV Número 4423 - 1924 Enero 27

El 28 de Enero, el periódico "El Heraldo de Madrid" publicaba la noticia "La visión a través de los cuerpos opacos - Sobre el caso del hijo del marqués de Santa Cara". Nos decían :

"Efectivamente, los hechos ciertísimos nos aseveraron la evidencia real del fenómeno. Vendados los ojos, sin la más pequeña influencia magnética, en pleno estado de vigilia consciente, pudo leer un artículo en francés que accidentalmente llevábamos dentro de una caja de plata herméticamente cerrada. Con la misma exactitud nos indicó todas las horas que marcábamos en un reloj de oro, cerrada su tapa y que nosotros mismos ignorábamos con la colocación del horario al azar. En una caja metálica con tapaderas de diferentes aleaciones indicaba sin vacilación los objetos introducidos, incluso el número exacto que un lapicero corriente tenía marcado.

Otras varias experimentaciones dieron lugar a los mismos positivos resultados... la duda no albergará nunca en nosotros la más pequeña desconfianza.

Es el hijo del marqués de Santa Cara un muchachote robusto, con la alegría de sus diez y ocho años en la cara y de una salud completa. Su amena y culta conversación revela integridad absoluta mental ; tranquilo en el decir, fácil de expresión, óptimo y sincero, convence rápidamente de que es un ser normal sin el más pequeño estigma sospechoso. Gentilmente se nos ofreció para todo género de experimentaciones.

Temerosos de fatigarle, no insistimos en nuevas pruebas. Curiosos de averiguar el descubrimiento de esta propiedad, el marqués de Santa Cara, persona versadísima en ciencias psíquicas, nos manifestó lo casual de la revelación del fenómeno.

Hace poco más de un año, decía el marqués, que en un teatro de la corte presenciaban ambos las experiencias de un profesor de hipnotismo, que con trucos, naturalmente en estos profesionales, presentaba muy curiosos trabajos que sostenían avidamente la atención del espectador. 

Una de las experiencias consistía  en suplicar a una persona del público que pusiese un reloj en caprichosa hora y el médium, que en estado hipnótico permanecía en el escenario, lo marcaría con exactitud.

Efectivamente, una señorita que ocupaba la localidad inmediata a nuestro interlocutor se prestó rápidamente, y en su reloj marcó una hora que no tardó en acertar el sujeto, a la pregunta del hipnotizador.

Pero ingenuamente la dama confesó al marqués el acuerdo establecido entre ella y el actor.

Entonces Santa Cara sacó un reloj con tapa de oro y se lo acercó a su hijo en tono de broma, despúes le preguntó si sería capaz de marcarle la hora que tuviese.

Joaquín cerró los ojos a la par que contraía fuertemente los músculos ciliares(músculos situados en el interior de los ojos) y asombrado decía : - Espera, que parece que sí lo veo : son las seis y media

Efectivamente, al abrir el reloj marcaba con exactitud la hora que indicó.

Asombrado pero temeroso de una mera casualidad, repitió varias veces las experiencias modificando al azar las agujas y siempre señalaba exactamente la hora resultante.

Así descubrió el marqués la propiedad de su hijo y que luego ha seguido con investigaciones diversas, como las narradas para demostrar su visión a través de los cuerpos opacos."

Es curioso que el origen de el poder de Argamasilla se diera despúes de ver un truco de su poder, teniendo en cuenta que luego se dijo que era un farsante. Como más tarde veremos.

Finalmente concluían la noticia :

"No queremos salir del carácter puramente informativo de los hechos; así ocurrieron y así los narramos. Las hipótesis científicas que de ello pueden darse son muchas, y solo como tales hipótesis. Es preciso un estudio detenidísimo del caso, sin prejuicios, sin selecticismos, que pueda llevarnos exactamente a la génesis del fenómeno..."
El Heraldo de Madrid. 28-1-1924, página 1


El 31 de Enero, el periódico "El Pueblo" se hacía eco del artículo publicado en el "Heraldo de Madrid" por el doctor Fernández del Castillo.  
El Pueblo  diario republicano de Valencia El Pueblo  diario republicano de Valencia - Año XXXI Número 11294 - 1924 enero 31

El 2 de Febrero, Enrique Paul y Almarza escribe en el periódico "La Rioja" una crítica a Lafora y dice haberse acercado a la casa de Argamasilla para presenciar como ve a través de los cuerpos opacos en compañía de sus amigos, el hipnotizador Cabañas; Eduardo Ortega y Gasset, y de los hijos del general Muñoz Cobos, presenció lo que llamaban la "criptoscopia". Se queda maravillado por lo que ve. Hace firmar a los testigos allí presentes en uno de los manuscritos que le sirvió de experiencia, y salió de allí asombrado, confundido, y orgulloso.
La Rioja  diario político Año XXXVI Número 11287 - 1924 febrero 2

El 7 de Febrero de 1924, en el periódico "Las Provincias" Gil Fillol hablaba sobre lo poco valorados que estaban en España el arte y los sabios Españoles, y de como hasta que un extranjero decía lo mismo, no se le hacía caso al Español, en un arrebato nacionalista. También nos habla de Argamasilla y de "los ensallos de la luz negra", otro nombre que se utilizaba para llamar a la capacidad de ver a través de los cuerpos opacos. También nos contaba todos los experimentos que se habían hecho con Argamasilla, citados anteriormente.
Las Provincias  diario de Valencia Año 59 Número 17987 - 1924 Febrero 07

El 05 de Marzo era noticia en varios periódicos el viaje a los Estados Unidos de Argamasilla, para someterse a un experimento de visión através de los cuerpos opacos. Invitado por la Sociedad de cultura para que a presencia de Edisson, realizase los trabajos de visión a través de los cuerpos opacos. Allí le examinarían la retina. Para su viaje se le habían entregado por las academias científicas de Norteamérica, un millón de dólares, con la obligación de permanecer siete meses en Nueva York y Washington.
Las Provincias  diario de Valencia Año 59 Número 18010 - 1924 Marzo 05 prensa_0482

05 - La Provincia  diario independiente Año IV Número 846 - 1924 marzo 25 
06 - La Provincia  diario independiente Año IV Número 846 - 1924 marzo 25

La Cruz  diario católico Año XXIV Número 7483 - 1924 marzo 26 prensa_0218


 Argamasilla vs Houdini :
Ese mismo año, en Mayo los periódicos hablan del encuentro del mago Houdini (famoso por desenmascarar fraudes) con Argamasilla. La primera noticia aparece el día 24 en el periódico "ABC" que publicaban la noticia "ABC en Nueva York - El Maravilloso Argamasilla". Nos contaban que los neoyorquinos estaban un poco desconcertados ante los experimentos de Joaquín María de Argamasilla. Argamasilla se había hecho célebre en Madrid en pocos días, y su celebridad se confirmara en París, Londres... En Nueva York, ahora. Venía acompañado de Morras David, que lo presento en el Herald, donde sus redactores quedaron absortos al presenciar la escena. 

Los expermientos se habían repetido, Argamasilla no tardaría en hacerse popular, nos decían. Ya se discutía y hasta se le negaba. Houdini, el famoso prestidigitador, le retó apostando 5.000 dólares a que él haría todo lo el Español hiciera, y prediciendo que éste no podría leer lo que él escribiese y se depositaron en la misma caja de metal del Herald.

Argamasilla nerviosísimo hizo nuevos experimentos con el acierto de costumbre y por último se sometió a la prueba que quiso hacerle Houdini. El ingenioso ilusionista metió una tarjeta en la caja, y una vez bien cerrada ésta, invitó al español a que leyese lo que el había escrito... Argamasilla se vendó los ojos y se dispuso a complacerle. Pero no podía leer, no podía descifrar lo que indudablemente estaba viendo; se desesperaba...

Houdini sonreía. Aseguraba que sólo había escrito dos palabras y con letras de un trazo bien firme... Al fin, Argamasilla, que no se explicaba lo que estaba ocurriendo, pudo descifrar una letra, dos letras, tres letras... Imposible más : se sentía rendido del esfuerzo.

Abierta la caja se vió que en la tarjeta efectivamente, sólo estaban escritas dos palabras. Pero una estaba en el anverso y la otra en el reverso. Y en tal maquiavélica forma, que los rasgos de una correspondían al trasluz con los de la otra, produciendo la deseada confusión ante los ojos magos, del pobre Argamasilla, que aún así, pudo desentrañar el misterio y descifrar tres letras.

El español se encogió de hombros ante la burda broma, y se limitó a pedir que Houdini intentara análogo experimento. Y Houdini se vendó también los ojos, apeló a sus artes de extraordinario prestidigitador, y logró entreabrir la tapa de la caja, para mejor leer... Pero no pudo : Y perdió la apuesta. Eso contaban en el ABC.

Todos los grandes periódicos norteamericanos habían proclamado el triunfo de Argamasilla, y se burlaban desonestamente del atrevido Houdini, quien a su vez, había dado otra broma, que no dejaba de tener su miga, a los que de él se rieron. Anunció su propsito de repetir la prueba de la lectura a través del metal y recortando una noticia del mismo Herald, la dió a leer a los presentes, la metió en la caja y se vendó los ojos, y aparentó repetirla en voz alta...

Digo aparentó repetirla porque verdaderamente no repitió nada. La noticia encerrada en la caja decía que un aviador frances había hecho el vuelo de París a Calcuta, más de 6.000 millas, en menos de cincuenta y dos horas.

Houdini aparentó leer : ¿No podrían aviadores, japoneses llegar a San Francisco en menos de cuarenta y ocho horas? Sus oyentes dejaron de reir.

Miguel de Zárraga - Mayo de 1924 - ABC
ABC-24.05.1924-pagina 022

Pese a lo que se publicó en España. A Houdini no le costó mucho desentrañar el aparente misterio que proponía la actuación de Argamasilla. Había suficientes datos en su proceder que eran claves para guiar la sospecha y centrar la atención en el momento y lugar indicados.

Argamasilla tenía por norma ubicarse cerca de una ventana; esta posición no sólo le permitía una buena iluminación sobre los objetos a manipular sinó también mantener a los observadores controlados y de frente. El vendaje que utilizaba podía impresionar al profano, pero no a Houdini, quien conocía más de una técnica para echar el ojillo subrepticiamente por debajo de este o cualquier otro vendaje más complicado.

En las pruebas del reloj, una vez que las manecillas eran cambiadas al azar con la tapa cerrada por los propios espectadores, Argamasilla recibía el objetivo en sus manos y, con una hábil maniobra, provocaba una leve apertura de la tapa que le permitía echar un rápido vistazo y anunciar luego la hora. Si se considera el gran entrenamiento que tenía para realizar este truco, no era extraño que a veces conociera la hora en un tiempo récord; pero no por eso, y muy inteligentemente, se privaba de un apresurado éxito dejando transcurrir unos minutos que bien podían calcularse y aprovechando que la trampa ya estaba hecha, se preocupaba en reforzar la aparente dificultad que lo apremiaba para finalmente dar a conocer la hora exacta con pocos segundos de diferencia

En una de las varias sesiones que mantuvieron, Houdini le ofreció un reloj que premeditadamente había trucado para imposibilitar su apertura; el fracaso de Joaquín fue total.

En otra oportunidad, en la oficina del periódico "Feature Syndicate" astutamente y aprovechándose del limitado ángulo de visión que tenía Argamasilla por el vendaje, Houdini se ubicó a un costado por detrás del español y vio perfectamente cómo abría y cerraba la tapa del reloj, mientras los demás esperaban el milagro.

El truco de la lectura de textos ocultos en las cajas metálicas era un tanto más ingenioso, pero no lo suficiente para engañar al retacón con "visión de rayos X, Y y Z". Argamasilla sólo tenía éxito cuando operaba con dos tipos de cajas de su propiedad. El diseño de las mismas le permitía la conveniente manipulación para poder ver y leer el papel impreso que se ocultaba dentro (ver figura 1). El riguroso examen que hizo Houdini de las mismas, no solamente permitió establecer las maniobras que se requerían para su buen uso, sino también duplicar con igual éxito la actuación de Argamasilla.
En una ocasión Houdini le ofreció dos cajas de su fabricación (figura 2) desafiándolo a que revelara su contenido, y el joven mago español se negó rotundamente a realizar la prueba. Obviamente, dada la construcción y accesorios, el fracaso hubiera sido inevitable.

Houdini no sólo resolvió con éxito el misterio de Argamasilla sino que también lo desenmascaró públicamente, llegando incluso a utilizar sus trucos para entretener al público. En sus espectáculos, se distribuía un folleto en el que precisamente se destacaban la exposición de los fraudes de la médium Margery y Argamasilla como podéis ver aquí :
El descrédito en que cayó Argamasilla pronto lo obligó a retirarse de la escena pero, por supuesto, alegando una repentina pérdida de sus poderes.

Pese a todo esto, los periódicos españoles daban otra versión de lo sucedido. El periódico "La Época" y el periódico "La Industria nacional" publicaban "El éxito en Nueva York de don Joaquín Argamasilla, hacíendose eco de la noticia publicada en el ABC. Quizá todo esto se debía a que era hijo de un Marqués y los periódicos no querían tener problemas o simplemente el sensacionalismo al cual les tenían acostumbrados
03 - La Época (Madrid. 1849). 2451924, n.º 26.336, página 1


04 - La Industria nacional (Madrid). 3151924, página 14

En Julio de 1925 el niño Ramón Salas, de Luciente también decía ver a través de los cuerpos opacos. Se trataba de un pastorcillo cuya facultad prodigiosa se atribuía al cambio sufrido en sus sistema nervioso ante la trágica visión de la muerte de su padre por un rayo en una tormenta eléctrica cuando guardaba el ganado. Los médicos parecían muy interesados en el estudio de este caso. Más alante en el tiempo también nos encontramos con personas que decían tener esa capácidad.
03 - La voz  diario gráfico de información Año VI Número 2007 - 1925 julio 25 prensa_0697
04 - El Diario Palentino  defensor de los intereses de la capital y la provincia.  1925 julio 28 prensa_0100

Lafora en el periódico "El Sol", el 1 de Agosto, se hacía eco de la realidad del encuentro entre Houdini y Argamasilla. Nos contaba :

"Las revistas y periódicos de Norteamérica conceden en estos días gran espacio al famoso prestidigitador Houdini, que se ha dedicado a poner en ridículo a los hombres de ciencia, engañados por espiritistas y videntes, y a sorprender a éstos en sus hábiles trucos.
Houdini ha venido a demostrar que los psicólogos, los médicos y los físicos son tan fáciles de engañar como los abogados, los artistas o los sacerdotes. Cualquier prestidigitador les sorprende, exactamente lo mismo que a los otros profesionales que no se consideran técnicos. Houdini ha conseguido demostrar los trucos de la famosa "medium" señora Crandou, de Boston, que ya tenía embaucado a la Comisión de hombres científicos que la examinaban. Construyó un gabinete especial, en el cual la "medium" no pudo conseguir ninguno de los fenómenos con que antes sorprendía a los hombres de ciencia. Por esto, en el artículo que "Wilson" dedica a Houdini en "The New Republic" el 24 de Junio de 1925, dice con razón, que "la verdad es que en una junta de científicos, de la cual Houdini forma parte como un miembro, es Houdini el único científico.
 Se repite ahora el mismo caso que en Francia hace veinte años, cuando Dicksonn, otro prestidigitador, reveló los trucos numerosos de los "mediums", en su libro "Trucs et mystéres devoiles" y se puso a disposición de un comité de científicos para examinar las demostraciones de los "mediums", sin conseguir que los hombres de ciencia le aceptasen como colaborador. Sucedían por entonces (1905) aquellas famosas materializaciones (ectoplasmas), que eran comprobadas y fotografiadas por el profesor Richet, de París.

Dicksonn dirigió una carta a Richet donde le decía si no creía conveniente la presencia de un prestidigitador en los experimentos sobre la las materializaciones de Argelia y que el había ido siempre que le habían llamado.

Dicksonn no obtuvo respuesta. Años despúes fué sorprendido el fantasma de las materializaciones de Argelia, que era el cochero de la señora del general, y el nombre de Richet fué objeto de las más enconadas burlas.
Lafora también nos contaba lo que había publicado la prensa española sobre lo ocurrido con Houdini y contaba lo que los otros periódicos no contaron : Habla de como los hombres de Ciencia habían dado su visto bueno a Argamasilla y como se habían mofado los científicos y de los escépticos. Se exigía "creer" en el fenómeno para ir a observarlo,  y esto era ya de por sí ridículo en gran parte. 

Leía en el artículo de "Wilson" en "The New Republic", que Houdini había sorprendido los trucos del joven Argamasilla. En el "The New York Herald Tribune" leía también que Houdini declaraba haber sorprendido al muchacho español Argamasilla, que había sido creído por Richet y también hablaban de que había escrito el folleto sobre Mr Crandon y Argamasilla.

La revista norteamericana "The Scientific American" había ofrecido un premio de 5.000 dólares a la persona que demostrase ante el mencionado Comité científico, que poseía algún poder nuevo o extraño. Nadie había podido conseguir dicho premio, y a ello había contribuído Houdini, con sus agudas observaciones.
También nos contaba como Houdini, ofertaba 10.000 dólares al que demostrara algún hecho espiritista (inponiendo él las condiciones para evitar el fraude). Con ello conseguíia argumentos de mucha fuerza frente a la credulidad apasionada de los incautos y de algunos hombres de ciencia que se dejan engañar por vulgares embaucadores."
01 - El Sol (Madrid. 1917). 181925
02 - El Sol (Madrid. 1917). 881925

El 8 de Agosto Joaquín Argamasilla mandaba una carta al mismo periódico replicando a Lafora. La discusión se alargó hasta Marzo del siguiente año. Por ser demasiado extenso y contener información interesante sobre otros temas. Dejaré esa parte para un artículo posterior que lo llameré igual que el titular de esta última noticia "Espiritismo, Videncia y Engaños". Hasta la próxima.

Un saludo

Segunda parte del artículo :
http://www.terramaxica.es/2016/04/espiritismo-videncia-y-enganos-el_93.html

Fuentes : 

Harry Houdini : un capítulo de su lucha contra el fraude - L. Enrique Márquez
http://www.elojoesceptico.com.ar/revistas/eoe03/eoe0311
https://es.wikipedia.org/wiki/Rayos_N
https://es.wikipedia.org/wiki/Rayos_X

0 comentarios:

Publicar un comentario

Terra Máxica

Terra Máxica

Translate

Entradas populares la última semana

Archivo del blog

Con la tecnología de Blogger.

Follow by Email

Páginas vistas en total

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...